Educando al móvil …como a tí mismo


Llevo toda la semana dándole vueltas al asunto. Vaya lío cuando te regalan un teléfono / móvil / smartphone /… Te genera distintas fases y estados de ánimo, muy comunes para todos aunque también muy distintos. Cada uno es cada uno, como diría un clásico.
Al principio uno está encantado. Estás ya harto del anterior porque le falta capacidad, va lento, de vez en cuando se apaga, …vamos, …que estás deseando cambiar.
Llega el momento de la puesta en marcha para que funcione. Lo básico, lo fundamental, para que puedas mantener tu día a día. Tienes cierta ansiedad pero también, con normalidad y tranquilidad, consigues (tuve suerte) que todo funcione bien. Los cambios, cambios son y siempre que hay algo nuevo, te genera incomodidad pero bien, razonablemente bien, lo superas.
Después, y como siempre depende del perfil de cada uno, llega el momento de incorporar aplicaciones y nuevas funcionalidades. La experiencia es diferente para cada persona en función de tu forma de ser; de las ganas que tengas o no de probar de todo; de tu nivel “friqui” … En cualquier caso tiene cierto nivel de aventura que uno agradece.
Cuando pasan unos días, uno supera todas estas “crisis” y se va haciendo a los cambios (ya no te acuerdas del modelo anterior), te manejas ya con las nuevas aplicaciones, todo fluye y va más rápido, te encuentras cómodo …como si llevases toda la vida con el nuevo móvil
Hasta aquí todo normal, lo lógico cuando cambias algo en tu día a día.
Eso sí, hay una par de cosas que me han dado que pensar, …y mucho:
  • Educar al móvil: a la hora de escribir los mensajes es como si empezases de nuevo a enseñar a hablar a tu hijo. Ahora necesitas educar de nuevo al corrector ortográfico y lo tienes que hacer pronto. Si no lo haces, muerto estás. Las probabilidades de cometer alguna torpeza / imprudencia con amigos, compañeros o incluso jefes son enormes.

 

  • Educarte a tí mismo: preocupado me tiene. En esta incorporación de vocabulario al corrector del aparato, si te fijas con calma, te vas dando cuenta de las frases o palabras más habituales que utilizas en tus conversaciones. ¿os ha pasado a vosotros? A mí particularmente a mí me ha llamado la atención que para iniciar el mensaje siempre me aparecen por defecto “disculpa” “lo siento” “lástima”. …A costa de esta “tontería” he empezado a revisar y si, he confirmado que es muy habitual que casi todos los mensajes los empiezo utilizando estos términos. A la mayoría de mensajes que recibo y que corresponden con planes de amigos y/o compañeros empiezo con la misma “coletilla”. ¿No podría empezar las frases con algo más agradable y positivo? ¿De verdad no tengo tiempo?  Será por ser el principio de curso pero tengo que hacérmelo ver …
Disculpad por la pregunta: ¿Os pasa también a vosotros?
Anuncios

16 comentarios en “Educando al móvil …como a tí mismo

  1. Bueno las coletillas coletillas son Jesús 😉 sobre lo del móvil… totalmente de acuerdo, hacemos que perduren las cosas dependiendo de los cuidados, durabilidad, pero una vez realizamos el cambio con ese gusanillo de lo nuevo, no pasa mucho para que olvidemos lo que teníamos. Por no decir la ilusión de aquello que no tiene mucho tiempo en nuestras manos 🙂
    Desgraciadamente nos suele pasar con todo. Espero que tengas un precioso lunes Jesús, muashhhhh.

    Le gusta a 1 persona

  2. Yo tardo, más o menos, un mes en captar el cambio tecnológico. Soy más rápida para los cambios de la vida que para la tecnología (me supera con creces, jaja), pero no uso jamás el diccionario (corrector), por lo tanto no tengo ese problema. Los errores son toditos míos, no tengo a quién echarle culpas, jaja 😛
    Abrazossss

    Le gusta a 1 persona

  3. Pues o mi móvil me torea… o yo sigo siendo muy torpe.
    Evito el teclado android más que a un nublado de finales de Agosto. Tengo instaladas cuatro o cinco aplicaciones mal contadas y cuando hago fotos con el teléfono en la mitad se ven mis dedos… Cada día con esa mierda aparatito es un misterio ante el que me enfrento cual gañán unicejo.

    Me gusta

  4. Lo nuevo siempre me produce ansiedad, sí, esa actitud que viene desde la infancia al abrir un regalo y hacerlo con impaciencia y torpeza, me desgasto quizás más que la media pero logro darle la vida, en este caso, a mi nuevo smartphone, con algunas aplicaciones, la hora de mi huso horario, fecha, y ¡listo! el esfuerzo ha sido demasiado y lo demás sobre la marcha. En cuanto al uso de los mensajes por escrito pues yo escribo y la memoria del smart los graba (texto predictivo, que se tiene que activar, ciertamente) mis palabras más usuales son unos educados gracias, por favor, buen día, la verdad es que me esmero en ser muy “polite” y si, a veces es cansado pero inevitable especialmente en el mundo laboral. Saludos!

    Me gusta

Encantado de que incluyas cualquier tipo de comentario. Serán todos bienvenidos. Muchas gracias !

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s