Transporte público


Habrá quien diga que no le gusta el transporte público . Claramente es más cómodo el coche  particular de cada uno. No tienes que aguantar al vecino, te evitas el olor a naranja recién pelado a las 7 de la mañana, también  los ronquidos del compañero de asiento cuando se queda dormido, por no decir cuando deja caer ese pequeño hilillo de baba por la comisura de los labios, prescindes de las malas caras de algún empleado de Renfe, seguridad o similar, no sufres la incomodidad en los días de lluvia, no te enfadas ni te sientan mal los retrasos o incidencias que te pueden romper la mañana. Seguro que se te ocurren diez más en un minuto.

Pero, …¿y lo que te pierdes en cuanto a sociabilidad y aventuras varias que ocurren y/o te cuentan?  ¿no llega a compensar todo aquello? Cosas históricas que permanecen y permanecerán en tu memoria para siempre….si el Alzheimer lo permite, claro.

Recuerdo un par de ellas de mi época de autobús::

  • Un viaje de vuelta a casa en Nochevieja, el día de fin de año. Se complica por la nieve y obliga a pasar esa noche festiva en el interior de un autobús y dentro de un túnel (solo le puede a mi hermano). Lo pasó estupendamente, de las mejores Nocheviejas que recuerda. Gracias a Dios pudieron compartir bebida, la borrachera fue tremenda!
  • Los cabezazos de Alberto contra el cristal. El amigo era cabezón. No es una forma de hablar, sino un hecho físico. Su cráneo era tan ancho que sus orejas casi se alineaban con la vertical de sus hombros. El pobre se dormía nada más subir al autobús todas las mañanas para ir a la facultad y hacia todo el trayecto, aproximadamente una hora, dándose cabezazos contra el cristal del autobús de manera inconsciente. El conductor llego a parar en varias ocasiones preocupado por la integridad del autobús.

Ahora viajó en tren. Como solemos coincidir los mismos a las mismas horas, nos juntamos un buen grupo y nos echamos unas risas, lo típico. Siempre hay alguna buena historia.

El otro día nos contaba un compañero que se quedó dormido en el tren. Totalmente dormido. Tan dormido que el tren llegó a destino, todo el mundo se bajó y él allí se quedó. Despertó un par de horas después y en las cocheras de la estación de Chamartin.

El tipo es gracioso, nos contaba que se despertó de noche y tuvo la sensación de hacerlo en una ciudad en estado de hibernación, con las calles frías y desiertas. Contemplaba la calle que dormía a sus pies, detrás de los cipreses y las palmeras….realmente eran andenes y trenes todo el paisaje que podría observar.

Le identificó un trabajador de Renfe que de forma casi insultante le cuestionaba que hacía allí. El, muy digno y no pudiendo reconocer la verdad, tuvo un ataque de “lucidez” y no se le ocurre más que decir que es inspector de Renfe y que inmediatamente iba a abrir un expediente por el mal estado de las cocheras.

– Me costó más de una hora salir de ese enredo, pero claro, no podía decir la verdad y reconocer la derrota.

– ¿Por qué lo hiciste? ¿Qué necesidad de meterte en ese “Jardin”.

– Las formas importan decía y muy especialmente en la derrota.

Contaba entonces como un viejo cliente de la taberna de su barrio que se dejaba el sueldo del mes en la máquina tragaperras. A continuación se despedía de ella con dos besos, uno en cada costado del armazón, agradeciéndole el buen rato que le había hecho pasar, comentó mi amigo dormilón.

En época de Quijote y sus andanzas como molan este tipo de personajes que se engrandecen y dan su mejor versión en la derrota.  Son auténticos

Anuncios

21 comentarios en “Transporte público

  1. Genial entrada Jesús yo voy en transporte público, metro, bus, y en algunas tren. Es amplio el repertorio de divertimento para observar, un gran hermano que viaja, duerme, babea, se besa, come, conversa… 🙂 besos grandes y feliz viernes.

    Me gusta

  2. Sabrosas historias que se esconden en la sencillez cotidiana, muy lindo artículo, me rememora mi infancia mi padre trabajaba en AFE
    Administración de ferrocarriles del estado aquí en Uruguay, y viajé muchísimo en tren, fueron tiempos maravillosos, ya que hoy aquí casi no funciona el tren de pasajeros, sólo para cargas, abrazos.

    Me gusta

  3. Me gustó mucho tu post. Transporte público, Si, Gracias. Siempre que tengo oportunidad lo utilizo. El tren mejor que el autobús o el metro. Donde vivo el coche es tan esencial que ni siquiera existe transporte público. Solamente el tren de carga que cruza la ciudad y tiene ese cruce de caminos tan nostálgico. De pequeña ya utilizaba el transporte público. A los catorce me sabía de principio a fin las paradas del metro incluyendo los transbordos y recuerdo haber dado información a más de un turista perdido. Era un buen lugar el metro para aprender mucho sobre el género humano y nuestras diferentes psicologías. Además de pasar muy buenos ratos. Un abrazo.

    Me gusta

  4. Vaya que si me acuerdo Jesús, en mi juventud use camión, las combis acá en México y el tren, tengo mis anécdotas, realmente vives.
    Son experiencias que como bien dices, nunca se olvidan.
    Muy bueno este artículo que has presentado, me gustó.
    Te saludo y te dejo un abrazo grandote amigo.
    Besos

    Le gusta a 1 persona

  5. Estupenda entrada. Desde luego todo lo público (incluido el transporte) es una fuente de inspiración constante. Grandes personajes literarios han surgido de la cola de la pescadería en el Mercadona (por ejemplo, ja,ja,ja).

    Le gusta a 2 personas

  6. Yo conduzco, pero reconozco que disfruto con el transporte público (no por su eficiencia) sino por esa sensación de anonimato y de “aventurilla” que te da cuando vas por ahí mirando el paisaje y a la gente… 🙂 (Mi entorno no lo comprende, obviamente).
    Que tengas un bonito día,
    Lihem.

Encantado de que incluyas cualquier tipo de comentario. Serán todos bienvenidos. Muchas gracias !

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s