Conversaciones


No se si conoces una nueva app que han sacado. Permite mantener conversaciones telefónicas, de voz, pero escritas y enviadas a través del chat. Tú escribes en el chat y te lo convierte en mensaje de voz que se escucha al otro lado . Tiene diferentes variantes, puedes seleccionar distintas voces de hombre, mujer, incluso máquina, gestionar grupos, todo tipo de chorradas varias …pero lo importante es que te permite mantener una “conversación”, rara, pero una conversación al fin y al cabo.

El otro día la probé en el tren.

Coincidí con una chica preciosa en la estación. Me encantaba la expresión de sus ojos, grandes y grises. Llamaba la atención nada más verla, …pero tenía algo mejor. No te puedes imaginar como atraía su voz. Estaba a su lado y mientras ella hablaba por teléfono me quede completamente atascado. Tenía un tonalidad justa, ni débil, ni fuerte. Un ritmo y musicalidad que me volvieron loco. A partir de ese momento no podía pensar en otra cosa. Tenía pendiente un correo de la oficina pero no hubo forma, sólo podía pensar en esa voz, en la voz de esa chica.

Subo al tren. Será por casualidad, pero el caso es que viaja en el mismo vagón. ¡No mientas! Realmente ella sube al tren, y yo voy detrás de ella. Me subo al mismo vagón, y en el asiento de enfrente para más señas.

Cierra los ojos, parece que se duerme. ¡No quiero! ¡’Quiero oírla! ¡Necesito oírla! Definitivamente es el momento de probar la app!

Me conecto. Llamo, …. ¡Suena su teléfono! por fin, contesta.

> Si, dígame

Alucino con su voz, es tremenda. Dios mío! que no pare de hablar! Me castiga con el silencio y no me queda más remedio que escribir.

– Buenas tardes!. Le llamamos desde Renfe.¿Viaja usted ahora mismo en el trayecto Madrid – Valladolid? ¿Su billete corresponde al coche 6, número de asiento 98?

> Efectivamente, usted dirá

Parca en palabras, castellana de pura cepa. Cuesta sacarle conversación

– Le llamamos porque ha sido afortunada en nuestro sorteo mensual de clientes. Está usted invitada para una cena con su pareja. Puede elegir entre los restaurantes de una estrella Michelín de Madrid que usted desee.

> Fenomenal! ¿qué tengo que hacer? ¿puedo elegir cualquier restaurante?¿y si no tengo pareja?.

Anda! parece que se suelta la niña.

Me gusta la primera pregunta. Da pie para que hable, para que hable mucho y la pueda escuchar. Que me cuente una historia, un texto, un capítulo de un libro cualquiera, lo que sea, pero que hable, quiero oírla, necesito oírla.

Empiezo a escribir, pero lo hago sin control. Directamente me quedo con la última cuestión. Con precipitación escribo:

– ¿No tiene usted pareja? ¿Seguro?  Pues cene usted conmigo. Yo me ocupo de todo,…y también me dejo invitar!

….

> ¡Cariño! Ya vale!, deja de tocarme los pies …y de enviar mensajes, por favor! Me quiero dormir,…ah! y esta vez invitas tú!

¡Me encanta oír su voz! y cuando se enfada, …todavía más!

Anuncios

20 comentarios en “Conversaciones

Encantado de que incluyas cualquier tipo de comentario. Serán todos bienvenidos. Muchas gracias !

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s