El banco, la inercia y el gato


Ayer en una conversación en el trabajo hablamos sobre la inercia (es la que nos mantiene) y esta mañana pude ver un artículo sobre los gatos y como se han puesto de moda en las redes sociales. Enlazando y recordando un cuento escrito por el jesuita indio Anthony de Mello no he podido evitar el compartirlo. Se llama “El gato del gurú”. 
 
En ese cuento se narra cómo, cada día, cuando el gurú practicaba el culto, había un gato rondando por allí que distraía tanto a los fieles que, al final, tuvieron que atarlo. Mucho tiempo después de que hubiera muerto el gurú, seguían atando al gato durante el culto. Luego, murió el gato, y llevaron otro para poder atarlo… Por fin, siglos más tarde, se escribieron magníficos tratados sobre el importante papel que desempeñaba el gato en la realización del culto. 
 
Curiosamente en tiempos del papa Ratzinger la iglesia calificó este cuento como incompatible con la fé católica. Vamos, que se considera que es un cuento hereje.
Anuncios

Encantado de que incluyas cualquier tipo de comentario. Serán todos bienvenidos. Muchas gracias !

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s